II Estudio de Género en la Industria de la Música en España

Presentamos el II Estudio de Género en la industria musical

La brecha salarial en la industria musical sigue superando el 20% y el 81% de las mujeres afirma que han tenido que renunciar a aspectos de su vida anterior por trabajar en el sector musical. Estos son solo dos de los resultados que podréis encontrar en el Segundo Estudio de Género en la industria musical en España.

Llegó la hora, llevábamos semanas queriendo dar esta noticia, y es que por fin podéis acceder en nuestra web al II Estudio de Género en la Industria de la Música, en el que por segunda ocasión analizamos la situación de las mujeres en el sector musical.

Este trabajo, desarrollado a lo largo de 2022 en colaboración con YouGov, firma internacional de investigación de mercados y análisis de datos, constata la situación de las mujeres tres años después del primer estudio, tras la grave crisis económica y social derivada de la pandemia.

Como podréis entrever, durante este período, la evolución de las circunstancias para las trabajadoras de la industria de la música no ha sido, ni mucho menos, como deseábamos reflejar. A continuación, os mostramos algunos de los principales resultados extraídos del informe:

La falta de contactos, la escasa información y el menor salario por ser mujer son tres de las principales barreras que se siguen encontrando las trabajadoras de la industria musical.

Si el análisis presentado en 2021 señalaba la discriminación, la precariedad y la sobrecualificación como problemas fundamentales de la población femenina en la industria, este segundo estudio desvela que, no solo se mantienen estos obstáculos, sino que se añaden nuevos retos tras la pandemia y que la brecha salarial entre hombres y mujeres sigue por encima del 20% (8.000 euros de diferencia).

A la hora de alcanzar sus metas profesionales, el 81% de las mujeres afirma que han tenido que renunciar a aspectos de su vida anterior por trabajar en el sector, haciendo concesiones a nivel personal y social en el ámbito del ocio y de las relaciones sentimentales. Una cifra que se sitúa muy por encima de la de sus compañeros hombres y de la del total de la población española.

Esta dificultad para conciliar la vida privada y laboral, junto a las ya mencionadas trabas causadas por no conocer a las personas adecuadas, la falta de información sobre procesos de selección y el simple hecho de ser mujer están minando las posibilidades de las trabajadoras de tener continuidad laboral dentro de la industria y de ocupar determinados cargos. Tan solo un 14% de las encuestadas asegura no haber tenido ninguna barrera para la contratación.

En lo referente a las medidas adoptadas por las empresas para luchar contra estas desigualdades, la mayoría de las encuestadas las definen como insuficientes y destacan que se han adoptado solamente en un 30%, e incluso muchas de ellas denuncian que sus empresas ni siquiera han contemplado la opción de poner en práctica estas acciones.

Una percepción que choca con la visión mucho más optimista de los hombres de la industria, que consideran como “adecuadas” las medidas tomadas en su entorno y aseguran que estas se están cumpliendo de forma cualitativa y no solo para cubrir los cupos de paridad.

Sobre las repercusiones de la crisis de la Covid-19 en la situación laboral de la industria musical, el estudio destaca que, aunque se han intentado paliar los efectos con una mayor flexibilidad que en otros ámbitos, esto no ha sido suficiente para frenar la gran cantidad de despidos.

Así, el 44% de las mujeres se ha planteado cambiar o han cambiado de trabajo durante el periodo de pandemia, frente al 28% de los hombres, y el 81% de las encuestadas considera que, en términos de salud mental, los efectos han sido negativos, cifra 4 puntos por encima de la de los hombres (77%) y muy superior a la del resto de la población española (69%).

Si hablamos de la conciliación del trabajo con la vida familiar, algunas consecuencias directas de la Covid-19, como la implantación del teletrabajo o la reducción de jornada, sí han sido valoradas de forma positiva por el 69% de los trabajadores y trabajadoras del sector.

En cuanto al perfil sociodemográfico y educativo, las conclusiones del estudio no distan mucho del realizado en 2019. La media de edad de las mujeres que se dedican a la industria de la música es inferior a la de los hombres, al tiempo que están, en términos generales, más formadas que sus homólogos masculinos, tanto en formación específica reglada como en conocimiento de lenguas extranjeras. A pesar de ello, esto no se traduce en trabajos más estables, ni mayores ingresos, por el contrario, tienen mayores dificultades a la hora de mantener un trabajo a largo plazo en el sector en comparación con los hombres.

Se observa, además, que las formas de autoempleo tienen un peso particularmente importante en la industria, y que el techo de cristal sigue siendo uno de los principales problemas a los que se enfrentan las trabajadoras en su carrera, ya que hay ciertos roles y posiciones que son desempeñadas en su mayoría por hombres, y son muy pocas las que llegan a puestos directivos o de mando.

Para finalizar, os animamos a que consultéis el estudio completo en nuestra web. Aquí os hemos mostrado solo algunas de las conclusiones extraídas, pero en él podréis encontrar mucha más información sobre las circunstancias que envuelven a las profesionales y artistas de la industria musical en España.

Por último, si te ha parecido interesante esta publicación, no te olvides de compartirla en tus redes sociales. Con tu ayuda lograr nuestro objetivo de dar visibilidad a la situación de las mujeres en el sector musical es mucho más fácil. 😉💜